21
diciembre
2015


Comparte en las redes

  • El sector farmacéutico catalán concentra el 46% de toda la industria farmacéutica del Estado
  • La mayoría de las firmas tienen planes de inversión para ampliar instalaciones e invertir en I+D

El sector farmacéutico catalán, de gran peso, pues concentra el 46% de toda la industria farmacéutica del Estado español, ha retornado en este 2015 a realizar y anunciar nuevas operaciones para reforzar sus proyectos, después de unos años de mantener una posición conservadora a nivel de inversión en adquisiciones, nuevas instalaciones o mejora de equipamientos. Paralelamente, las inversiones en I+D se mantienen.

En este sentido, diversas compañías farmacéuticas, la mayoría de ellas multinacionales, han anunciado la ampliación de sus instalaciones de Cataluña y la contratación de más personal. Este es el caso de Roche, que hará crecer su centro de aplicaciones informáticas de Sant Cugat del Vallès; de Merck, que ampliará su planta ubicada en Mollet del Vallès; o de BBraun, que ha adquirido nuevas naves industriales en Rubí.

De hecho, la mayoría de las firmas tienen planes de inversión para remodelar o ampliar instalaciones e invertir en I+D. Esteve, por ejemplo, ha invertido más de 63 millones de euros en investigación y 24 millones en activos industriales. Uriach, por su parte, destinará 15 millones de euros para ampliar y modernizar sus plantas de Palau Solità i Plegamans y Sant Fost de Capcentelles. Finalmente, Reig Jofre y Kern Pharma han llevado a cabo también importantes inversiones en I+D y puesta a punto de sus instalaciones.

Conviene recordar, para acabar, que AstraZeneca invertirá 540 millones de euros en tres años en su nuevo centro de I+D de Barcelona, donde en primera instancia se desarrollarán terapias con la base del negocio respiratorio adquirido este año a la farmacéutica catalana Almirall.

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

Barcelona atrae la sede de un programa de la ONU para reducir la brecha digital en la educación

Noticias

Los aeropuertos de Cataluña esperan 8 millones de pasajeros este verano, el doble que el año pasado