26
septiembre
2016


Comparte en las redes

  • Las empresas preseleccionadas han hecho efectivo un depósito de 2,5 M cada una de ellas
  • Se prevé una inversión privada de entre 2.000 y 2.500 M, y 10.000 puestos de trabajo

El pasado 29 de julio, el Gobierno catalán y los representantes de MelcoHard Rock y Grupo Peralada-empresas preseleccionadas para desarrollar el proyecto turístico del Centro Recreativo y Turístico (CRT) de Vila-seca y Salou, conocido como BCN World– reafirmaron su compromiso de inversión en el que trabajan desde hace más de dos años.

El acuerdo firmado entre el Incasòl -empresa pública que en 2014 hizo efectiva una opción de compra con La Caixa para garantizar el control del suelo- y los tres grupos garantiza que las empresas ganadoras del concurso de licencias de casino adquirirán los terrenos del CRT. Cada una de las empresas hizo efectivo un depósito de 2,5 millones de euros en el momento de la firma. Estos terrenos del CRT son los que el Plan Director Urbanístico (PDU) prevé para usos hoteleros, comerciales, de juego y de convenciones.

Este será un nuevo producto turístico inédito en Europa que captará nuevos mercados y permitirá desestacionalizar la oferta de la Costa Daurada. El CRT de Vila-seca y Salou ya cuenta con un potente polo de atracciónPortAventura World, que atrae a cuatro millones de turistas cada año y que actualmente está ampliando sus instalaciones con Ferrari Land.

El nuevo proyecto aprobado supone una reducción del 25% de la superficie total del complejo y del 50% del área de los casinos, que pasan de los 6 que se plantearon inicialmente en 2012 a un máximo de 2. Fuentes del Gobierno catalán afirman que la nueva versión del complejo de ocio, convenciones y juego conocido como BCN World es un proyecto más realista y sostenible, que compagina el interés y la confianza de los inversores con la integración al territorio. El PDU prevé también una rebaja del 25% de la zona edificable y de la altura de los edificios, que pasa de 90 metros a 75.

Está previsto que el proyecto se adjudique a los operadores en el primer trimestre de 2017 y que las obras comiencen en un año. El proyecto del CRT contempla una inversión privada de entre 2.000 y 2.500 millones de euros y la creación de 10.000 puestos de trabajo directos cuando esté a pleno rendimiento.

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

Barcelona se prepara para acoger más de 100 eventos empresariales hasta final de año

Novartis invierte 63 millones de euros en su fábrica de Barcelona y la convierte en un centro europeo de producción de antibióticos