18
julio
2016


Comparte en las redes

  • Entre 2010 y  2015 los inversores extranjeros destinaron 1.066 millones anuales de media
  • Por primera vez, la industria ha sido la responsable de la creación del 50% de todo el empleo

Según los datos que aparecen en la Memoria económica de Cataluña publicada recientemente por el Consejo General de Cámaras de Cataluña, la industria manufacturera catalana ha protagonizado fundamentalmente el crecimiento de la inversión extranjera en Cataluña, concentrando el 60% del aumento total del conjunto de los sectores económicos del país.

Se trata de un indicador muy positivo consecuencia del replanteamiento del modelo productivo que representó hace ahora unos años la apuesta por la reindustrialización a partir de la crisis económica y demuestra, además, la total confianza en Cataluña por parte de las compañías actualmente implantadas. Otro indicador que apunta a la progresiva mejora del sector industrial es que, por primera vez, la industria ha sido la responsable de la creación del 50% de la ocupación, un peso que tradicionalmente recaía en el sector de los servicios.

En este sentido, cabe remarcar que los indicadores son desiguales año a año en relación a la aportación del sector industrial al PIB o en la propia creación de empleo. En consecuencia, es más adecuado tomar un periodo temporal más amplio para determinar si la tendencia es o no favorable. De esta manera, y según los datos del informe, entre el 2010 y el 2015 los inversores extranjeros destinaron 1.066 millones anuales de media al sector manufacturero catalán, un 30% más que los 735 millones invertidos de media entre los años 2004 y 2009.

Finalmente, la memoria también destaca como uno de los factores clave para el crecimiento de la economía catalana la capacidad de internacionalización de sus empresas, en un proceso implacable iniciado a partir del debilitamiento de la demanda interna provocada por la crisis económica, que ha hecho crecer las exportaciones a un ritmo superior al de las exportaciones mundiales. El volumen de ventas catalanas al exterior en 2015 aumentó un 6,1% en comparación con el mismo periodo de 2014, y alcanzó la cifra histórica de 63.800 millones de euros, según datos hechos públicos en su momento por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

Barcelona se prepara para acoger más de 100 eventos empresariales hasta final de año

Novartis invierte 63 millones de euros en su fábrica de Barcelona y la convierte en un centro europeo de producción de antibióticos