25
octubre
2016


Comparte en las redes

  • El pasado año, el capital internacional representó el 85% de toda la inversión en Barcelona
  • Los precios de los edificios ya se sitúan en los niveles pre-crisis ante la escasez de activos

La inversión inmobiliaria en Barcelona en el año 2015 se situó alrededor de los 2.000 millones de euros, con notables incrementos en la inversión en oficinas (+52%), e industrial y logística (+43%). La tendencia se mantiene a lo largo de todo este año 2016, así como la llegada de capital internacional, que el pasado año representó un 85% de toda la inversión hecha en Barcelona. Las últimas operaciones llevadas a cabo en los últimos meses así lo confirman.

El pasado mes de julio un fondo de inversión luxemburgués adquirió el Hotel Pullman Skipper, en el Puerto Olímpico de Barcelona, por unos 90 millones de euros. El hotel era hasta la fecha propiedad de Axa Investment Managers Real Assets. También a finales de julio el grupo farmacéutico Novartis vendió su sede de la calle ­Marina al fondo de inversión norteamericano Has Capital por un importe de unos 13,5 millones de euros. El inmueble tiene siete plantas y 8.221 m2 de superficie de oficinas.

A primeros del mes de agosto, por otra parte, se confirmó la compra por parte de Deutsche Asset Management, filial de Deutsche Bank, del centro comercial Diagonal Mar por 493 millones de euros. Deutsche Bank prevé invertir 30 millones más en él en los próximos cuatro años. Ya en septiembre, el inversor ruso que opera bajo la marca Cosmopolitany adquirió un bloque de 32 apartamentos situado junto a la estación de Sants, por 13 millones de euros.

Y en el transcurso de este mes de octubre se han producido dos operaciones destacadas. En primer lugar, un fondo inmobiliario vinculado al banco suizo UBS ha comprado en la calle Aribau un edificio de dieciséis plantas por una cifra superior a los 55 millones de euros. Asimismo, el fondo británico Benson Elliot ha adquirido por 80 millones el Hotel Silken, justo al lado de la torre Agbar, al Bank of America Merrill Lynch.

Estas operaciones confirman que los precios de los inmuebles de Barcelona ya han alcanzado los niveles pre-crisis, impulsados en buena parte por la escasez de activos a la venta y por la política de los grandes fondos, que dan prioridad a las inversiones inmobiliarias.

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

Saló Nàutic de Barcelona

Noticias

La exitosa edición del Saló Nàutic cierra con 50.000 visitantes y más de 700 embarcaciones

Universitat de Barcelona

Noticias

En Barcelona se encuentran 3 de las mejores universidades del mundo según el Ranking del THE

Barcelona Cable Landing Station

Noticias

A finales de este año la Barcelona Cable Landing Station estará preparada para recibir los primeros cables submarinos