08
agosto
2022


Comparte en las redes

Barcelona ya no será únicamente sede principal del Mobile World Congress (MWC) hasta el 2030, sino que ahora mismo dispone de una renovación automática de la adjudicación de este gran evento. Así lo pactaron la GSMA (patronal de la industria de la telefonía móvil, Fira de Barcelona, el «Estat», la Generalitat y los ayuntamientos de Barcelona y de Hospitalet de Llobregat.

El contrato incluye que la ampliación del recinto donde se celebra el MWC tiene que estar acabada en 2026. Así mismo, la GSMA ha obtenido la garantía de que los hoteleros de la ciudad reservarán cada año unas 25.000 plazas hoteleras para los visitantes de este importante evento a unos precios pactados previamente. En la siguiente edición del MWC, hay una previsión de atraer entre 70.000 y 80.000 asistentes. Hoffman avanzó que la última edición, este invierno pasado –la primera después de la pandemia–, tuvo un impacto de unos 267 millones, 27 más de los previstos inicialmente.
Por otro lado, el director general de la Feria de Barcelona, Constantí Serrallonga, recordó que hasta ahora las administraciones aportaban 15 millones en el año (cinco millones el Estado, cinco la Generalitat y cinco el Ayuntamiento de Barcelona) y que esta cifra, congelada desde el 2012, se actualizará al alza a partir del 2025 por conceptos como la inflación, hasta ocho millones en el año, de forma que la aportación conjunta será de 24 millones.

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

Barcelona se prepara para acoger más de 100 eventos empresariales hasta final de año

Novartis invierte 63 millones de euros en su fábrica de Barcelona y la convierte en un centro europeo de producción de antibióticos

La vivienda social para personas mayores se incrementará un 33% en enero del 2024