24
noviembre
2021


Comparte en las redes

El Ayuntamiento de Barcelona y Barcelona Activa se han aliado con diversas universidades catalanas para impulsar una programa de 840.000 euros para impulsar un programa de creación de start-ups.

Jaume Collboni, el primer teniente de alcalde de Barcelona, ha presentado el pasado Noviembre el programa Barcelona Deep Tech Node, para impulsar la creación de startups científico-tecnológicas, con la alianza de algunas de las principales universidades catalanas.

Esta alianza cuenta con la participación de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), Universitat Pompeu Fabra (UPF), Universitat de Barcelona (UB) y Universitat Oberta de Catalunya (UOC). 

El objetivo del Barcelona Deep Tech Node será acelerar el acceso al mercado y promocionar la creación de aquellas startups con base científica y tecnológica. El programa contará con una dotación presupuestaria de 840.000 euros, de esta inversión, 470.000 euros van a cargo del Ayuntamiento, 300.000 de las universidades y 70.000 de diferentes promotores.

Durante la presentación del proyecto, Collboni ha destacado que «Con esta iniciativa seguimos apostando por una economía y unas startups más orientadas hacia el conocimiento y la ciencia que generen actividad económica de valor añadido, con atracción de talento e impulsando la llegada de nuevas inversiones en Barcelona».

Los cuatro pilares sobre los que trabajará esta iniciativa serán los principales retos que afrontan las startups deep tech: la financiación, el encaje en el mercado, la atracción de talento y la promoción internacional.

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

Saló Nàutic de Barcelona

Noticias

La exitosa edición del Saló Nàutic cierra con 50.000 visitantes y más de 700 embarcaciones

Universitat de Barcelona

Noticias

En Barcelona se encuentran 3 de las mejores universidades del mundo según el Ranking del THE

Barcelona Cable Landing Station

Noticias

A finales de este año la Barcelona Cable Landing Station estará preparada para recibir los primeros cables submarinos