18
julio
2016


Comparte en las redes

  • El Networked Society Index 2016 mide el desarrollo urbano sostenible y la madurez en el uso de las TIC
  • La capital catalana es la única ciudad del Estado español que aparece en el ranking

La ciudad de Barcelona ha escalado cinco posicioneshasta situarse en el puesto 13º en el Networked Society Index 2016, que publica cada año la compañía Ericsson y que mide el desarrollo urbano sostenible y la madurez en el uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) de 41 ciudades de todo el mundo. La capital catalana es la única ciudad del Estado español que aparece en el ranking.

En concreto, el estudio mide cómo el desarrollo urbano sostenible y el uso de las TIC impulsan la mejora de las ciudades a tres niveles: sociedad, economía y medio ambiente. En cabeza del ranking se halla nuevamente Estocolmo, como el pasado año, seguida de Londres, Singapur, París, Copenhague, Helsinki y Nueva York. Por detrás de Barcelona se sitúan ciudades como Hong Kong, Berlín, Múnich, Roma o Sídney en este índice anual de ciudades conectadas.

Entre otros aspectos, el Networked Society Index 2016 constata la relación que hay entre el desarrollo social y económico con el aumento en la madurez TIC, y la importancia que las tecnologías de la comunicación tienen para un desarrollo más sostenible.

El informe también concluye que es fundamental emprender acciones para hacer más sostenibles las ciudades, incluyendo las TIC como una infraestructura básica en los planes de inversión, creando entornos reguladores que favorezcan la adopción de las nuevas tecnologías, desarrollando enfoques globales para integrar las TIC a la hora de planificar los diversos sectores (transporte, energía,  seguridad pública, …) e impulsando la colaboración entre las ciudades.

Finalmente, el informe de Ericsson destaca que la planificación de una ciudad inteligente será fundamental para alcanzar algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, favoreciendo el avance de la acción por el clima, la reducción de la pobreza, las mejoras en sanidad y educación, y una mayor inclusión social y financiera.

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

El Aeropuerto del Prat (Barcelona) será el primero en probar el reconocimiento facial en Europa

Noticias

El Aeropuerto del Prat (Barcelona) será el primero en probar el reconocimiento facial en Europa