19
noviembre
2018


Comparte en las redes

Drivy, una de las plataformas de alquiler de coches entre particulares más activas de Barcelona, con oficinas en el Pier01 del Palau de Mar, está ultimando un proyecto para introducir coches eléctricos a su oferta de vehículos en la capital catalana el próximo año. El plan se iniciará con una prueba piloto que incluirá entre 25 y 30 coches a principios de 2019, y se extenderá a cerca de 150 automóviles a finales de año si los resultados de la prueba resultan satisfactorios.

 [21/11/018]

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

Barcelona atrae la sede de un programa de la ONU para reducir la brecha digital en la educación

Noticias

Los aeropuertos de Cataluña esperan 8 millones de pasajeros este verano, el doble que el año pasado