21
septiembre
2015


Comparte en las redes

Miquel Martí, Director General de Barcelona Tech City

Con el impulso de un grupo de emprendedores comprometidos con la ciudad y con vínculo en las nuevas tecnologías, y el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona –a través de Barcelona Activa– y de la Generalitat de Cataluña, y de organizaciones como la Mobile World Capital, hace ahora más de dos años se puso en marcha el clúster Barcelona Tech City –denominado inicialmente Ecommerce & Tech Barcelona-, que aglutina al conjunto de emprendedores, incluyendo los principales exponentes, del sector digital y del comercio electrónico en la ciudad.

¿Qué objetivo impulsó la creación del clúster Barcelona Tech City y cuáles son las líneas estratégicas marcadas para alcanzarlo?

A finales de 2012, un grupo de emprendedores de la ciudad convencidos de que Barcelona disponía de todos los ingredientes necesarios para ser el hubtecnológico del sur de Europa -organizaciones y empresas multinacionales “tech” tractoras, administraciones que dan apoyo, inversores, incubadoras y aceleradoras, universidades y escuelas de negocio y, especialmente, empresas, algunas de ellas casos de éxito-, decidieron organizarse. Con este objetivo nació inicialmente Ecommerce&Tech Barcelona, actualmente Barcelona Tech City.

Como entidad, nuestras líneas estratégicas se basan en la consolidación y la promoción de Barcelona como marca identificada con la excelencia tecnológica, el apoyo a la competitividad de las start-ups del sector mediante la creación de espacios de trabajo entre los diferentes agentes del ecosistema -principalmente emprendedores e inversores– la transmisión de conocimiento y experiencia -encuentros, talleres y conferencias-, la atracción de empresas e inversores internacionales, la conexión del sector digital con la industria y el comercio tradicional, el fomento del talento para el sector y la conexión con las grandes iniciativas del sector digital en la ciudad, especialmente la Mobile World Capital y el Congress.

¿Qué perfiles de empresas o profesionales forman parte de la entidad actualmente?

En la actualidad, entre los miembros contamos con start-ups y empresas digitales y tecnológicas, empresas de sectores más tradicionales que apuestan por la estrategia digital, empresas internacionales del sector, redes de business angels y empresas de capital riesgo y “venture capital”, y lo que denominamos “enablers”, que son firmas de abogados, consultoría, etc… que ofrecen servicios a las start-ups y empresas del sector. Todas ellas han de cumplir un requisito, que es tener base de actividad en Barcelona.

En el clúster tienen cabida empresas de cualquier tamaño, desde las más grandes, como Edreams-Odigeo o Privalia, a las start-ups recién constituidas.

El Barcelona Tech City es una nueva muestra del apoyo de la Administración, que ya se ha producido antes en otros ámbitos (biotecnología, energía, diseño, sector audiovisual o TIC). ¿Hasta qué punto es transcendente este hecho?

Los principales ecosistemas tecnológicos internacionales de éxito, como son Londres, Nueva York, Berlín o Tel Aviv, son fruto de la estrecha colaboración entre el sector público y el sector privado.

Este alineamiento es imprescindible para acercar las necesidades empresariales y las políticas públicas. Temas clave como la financiación, la fiscalidad, los marcos legal y regulatorio, la formación, el talento, la internacionalización,… para que sean efectivos requieren de un diálogo permanente entre las administraciones, agentes y el sector privado.

El peso del sector de l’e-commerce en Barcelona es creciente. ¿Cuáles son sus magnitudes actuales a nivel de número de empresas, facturación y puestos de trabajo que supone?

Según nuestro primer informe sectorial, presentado en abril de este año, el sector de las start-ups y empresas digitales de Barcelona emplea a más de 10.000 profesionales, 5.000 más que en un estudio previo presentado en 2012, y el volumen de facturación agregado es superior a los 6.000 millones de euros, 4.000M más que la cifra presentada en el mismo estudio. La evolución es muy positiva.

Por lo que respecta al número de empresas, a día de hoy Barcelona Tech City representa a más de 300 start-ups y empresas del sector digital y tecnológico con base en Barcelona.

A nivel global, ¿cómo está posicionada Barcelona en este sector y cuáles son las perspectivas a medio plazo?

Barcelona ofrece una propuesta que consideramos muy atractiva para las empresas del sector tecnológico. Al ya conocido estilo de vida, la ciudad aporta una marca de prestigio mundial, iniciativas tractoras como la Mobile World Capital y su Congress, buenas infraestructuras, el acceso a talento competitivo, proyectos empresariales de éxito… que están provocando que talento, empresas e inversores internacionales se interesen por lo que sucede en la ciudad y quieran saber qué más está pasando. Casos como Edreams-Odigeo, Privalia, Softonic, SocialPoint, Trovit, Wallapop o Scytl, por citar algunos, evidencian que se pueden crear negocios globales de éxito desde Barcelona.

La evolución del sector es muy positiva, y los indicadores así lo ratifican. A pesar de ello, es preciso que ser conscientes  de que hay que mejorar algunos aspectos como la adaptación de los marcos legal y fiscal, la financiación, los marcos regulatorios, la mejora de los procesos administrativos, seguir mejorando la formación y la transferencia tecnológica… En resumen, seguir trabajando en tota una serie de medidas que nos han de permitir, no sólo crear proyectos globales desde Barcelona, sino atraer aún más proyectos e inversores internacionales a la ciudad.

Finalmente, ¿de qué forma contribuye el clúster a posicionar la marca Barcelona como referente en la escena tecnológica internacional?

La contribución a la marca Barcelona es una de les líneas estratégicas prioritarias del clúster. La elección de la nueva marca identificativa, Barcelona Tech City, responde sobre todo a la voluntad de incorporarnos a medio plazo al grupo de hubs tecnológicos mundiales, como son Nueva York con NYC Digital o Londres con su Tech City.

Al margen de la marca, desde Barcelona Tech City hemos impulsado nuestro primer reporte sectorial para poner en valor un conjunto de indicadores que muestren el estado actual y la evolución del sector. Añadir que estamos trabajando para tener una sede propia, que sea la imagen física de una Asociación dirigida a sus start-ups y que nos ha de permitir mostrar a empresas e inversores internacionales que Barcelona es un hub a tener en cuenta por el dinamismo que se respira en él.

Y en línea con lo comentado anteriormente, colaboramos tanto con Barcelona Activa como con ACC1Ó para favorecer la proyección internacional de nuestras empresas y el “landing” y conexión de emprendedores y start-ups internacionales con el ecosistema digital de Barcelona.

www.barcelonatechcity.com

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

El Aeropuerto del Prat (Barcelona) será el primero en probar el reconocimiento facial en Europa

Noticias

El Aeropuerto del Prat (Barcelona) será el primero en probar el reconocimiento facial en Europa