27
abril
2015


Comparte en las redes

La empresa estatal china de certificación China Certification & Inspection Group (CCIC Group) ha inaugurado recientemente en Hospitalet de Llobregat el CCIC Europe Testing, su primer laboratorio europeo de certificación y acreditación de productos.

CCIC Group es una de les agencias de certificación más importantes del mundo. A pesar de tener más sucursales en Europa (Bremen, Marsella, Budapest, Londres y Rotterdam) el laboratorio que ha abierto en Barcelona es el primero instalado fuera del territorio de la República Popular China.

La compañía china, que se ha instalado en un edificio del CZFB, proporcionará, por un lado, un servicio de certificación de productos industriales y electrónicos, y asesoramiento técnico a las empresas que quieren acceder al mercado chino de una manera más eficiente y rápida. Y por otro lado, ofrecerá a las empresas locales de China la posibilidad de entrar en contacto con proveedores de mercados occidentales y ayudará a aquellas empresas que quieran invertir fuera de la China continental.

Desde Cataluña, la empresa china realizará la certificación de productos de consumo procedentes de empresas europeas, del norte de África y de América. En este sentido, el laboratorio de CCIC Group se dedicará en una primera fase a certificar productos del sector de la automoción. En una segunda fase, se ampliará a los productos textiles, químicos y de la construcción.

Barcelona está atrayendo importantes inversiones de China y quiere seguir liderando esta tendencia. Este laboratorio quiere ser una actividad económica de alto valor añadido y es un paso más que hace Barcelona en la voluntad de seguir captando inversiones chinas, fortalecer las relaciones entre la ciudad y el gigante asiático, y ser uno de los centros de operaciones de las empresas chinas en Europa.

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

El Aeropuerto del Prat (Barcelona) será el primero en probar el reconocimiento facial en Europa

Noticias

El Aeropuerto del Prat (Barcelona) será el primero en probar el reconocimiento facial en Europa