23
diciembre
2021


Comparte en las redes

El objetivo de este proyecto es que los pasajeros puedan realizar todo el recorrido hasta el avión a través del sistema de reconocimiento facial sin necesidad de mostrar la documentación identificatoria, integrando todos los procesos desde la facturación del billete y el equipaje, hasta el embarque al avión.

Esta prueba piloto ha sido conjunta de Aena y Vueling, junto a un grupo de empresas tecnológicas en las que destacan Easir, IDEMIA, Indra, Meterna-jps y Mobbeel. Se están ejecutando ya las pruebas voluntarias en los vuelos de la ruta Barcelona-Málaga.

Este nuevo sistema se basa en una tecnología de identificación a través del “reconocimiento de las características físicas e intransferibles de cada persona”, según Aena.  Ya se han instalado varios aparatos en la zona de facturación, acceso de seguridad y puerta de embarque, con los que se validan los datos biométricos de los pasajeros y sus rasgos faciales.

Comparte en las redes

Noticias relacionadas

Barcelona se prepara para acoger más de 100 eventos empresariales hasta final de año

Novartis invierte 63 millones de euros en su fábrica de Barcelona y la convierte en un centro europeo de producción de antibióticos